macbook-pro-abierto

Instalación de un SSD y HD híbrido en un MacBook Pro 17»

El cuello de botella en OSX: el disco duro (HD)

 

Hace ya tiempo que el recuento midicloriano de mi Mac no es lo que era. Los años no pasan en vano, Lion hace sus estragos y el que antes era un flamante MBP 17″ del 2010, empezaba a parecer un trasto viejo. Aunque le había ampliado la RAM, la cosa seguía sin ir muy fina, y estaba claro que el cuello de botella era el disco. Esto pasó a ser especialmente hiriente con la llegada del infame Lion,  aunque mejoró con Mountain Lion.

Está claro que Lion padecía de problemas serios con la gestión de memoria virtual y con un uso «intensivo» del disco, a menudo la páginas de memoria de las aplicaciones en ejecución se iban a disco anormalmente temprano. Un americano, especialmente molesto con Lion investigó todo esto en profundidad, y si encuentro  el enlace, lo pongo por aquí.

Con Mountain Lion la cosa mejoró notablemente, pero aun así el rendimiento dejaba que desear y en algunos casos ciertas aplicaciones se bloqueaban por completo durante segundos.  Un caso muy molesto era el de Evernote, aplicación que uso a diario.

Tirando de iotop y fs_usage, logré descubrir al culpable: Spotlight. Cuando Spotlight entraba a saco a indexar los datos de Evernote, la aplicación se quedaba bloqueada durante algunos segundos, cosa que Murphy se encargaba de hacer que coincidiese cuando estaba yo escribiendo. Poniendo de patitas en la rue a Spotlight y prohibiéndole pisar los directorios de Evernote, la cosa mejoró algo.

Sin embargo hasta un tacaño consumado como yo tenía que reconocer que había llegado el momento de tirar de la cartera. A grandes males, grandes soluciones, así que decidí sustituir por completo el sistema de discos. El disco actual sería sustituido por un SSD, donde alojaría el SO y la aplicaciones y un disco HDD híbrido donde estarían mis datos. No opté por una solución 100% SSD, porque prefiero tener la seguridad de que mis datos están en un HDD convencional más fiable (paranoias que tiene uno). Tampoco opté por una configuración tipo Fusion Drive porque no quería excesivos experimentos que pudiesen salir mal y tomarme mucho tiempo.

Los discos que compré (en OWC) son los siguientes:

  1. SSD: OWC Mercury EXTREME Pro 6G SSD
  2. HDD: 750GB Seagate Momentus Hybrid Drive

En estos momentos estoy a tope preparando el Advanced iOS Bootcamp del Big Nerd Ranch en Holanda y los cursos avanzados de iOS de Agbo, y en principio iba a esperar volver de Holanda para no «perder el tiempo», pero ayer no me pude aguantar más y me puse manos a la obra. 🙂

 

Preparativos antes de cambiar el disco al MacBook Pro

Nunca se es lo bastante paranoico, así que lo primero fue hacer una copia arrancable de mi disco duro con SuperDuper!. Una vez hecho esto y asegurado de que mis backups en TimeMachine estaban al día, reinicié el Mac desde el disco externo «clonado».

Arrancar un mac desde un disco externo

Para arrancar el mac desde un disco externo, ya sea USB o Firewire, mantén pulsada la tecla alt durante el arranque. Te saldrá una lista de las particiones disponibles, así como la opción de arrancar desde red.

mac-book-pro-17-pulgadas

Arranca desde la partición clonada sin problemas. Mis datos parecen estar a salvo.

Arranqué desde el HD firewire y aunque lento de cojones, la cosa parecía estar bien. Tocaba sacar el destornillador.

 

Primera Parte: sustituir el HD antiguo del Mac por el SSD

Tras asegurarse de tener todas las herramientas necesarias (los chicos de OWC te las mandan, junto a unas instrucciones muy claras) y haber descargado la posible electricidad estática, empezamos el procedimiento. Lo primero es apagar el mac y ponerlo en postura ginecológica.

parte-de-abajo-macbook-pro

El Mac mirando a Cuenta y listo para empezar

Cogemos el destornillador Phillips y soltamos los 3 tornillos de lado superior derecho. Estos tienen una longitud distinta de los demás.

mac-book-pro-tornillo

Los demás tornillos son mucho más cortos

Después, les toca el turno de los demás tornillos (mucho más cortos), usando el mismo destornillador Phillips (de estrella). Tiramos de la tapa, empezando por la parte de arriba, hasta que las 4 lengüetas se suelten. Ya que estamos con las manos en la masa, aprovechamos para sacar un poco el polvo que siempre se acumula dentro de los ordeñadores.

Una cosa que siempre me sorprende de los Mac, es la escasa cantidad de polvo que se acumula dentro de los portátiles, si lo comparamos con otras marcas. No sé cómo lo harán, pero casi no tenía suciedad acumulada.

El disco duro antiguo está en el rincón inferior derecho del mac. Soltamos, con el destornillador de estrella, los dos tornillos de la pieza de sujeción que se encuentra «encima» del HD. Con esto ya podemos soltar el HD del mac. Soltamos el cable de datos y le quitamos los 4 tornillos de sujeción que lleva. Para esto último hay que usar el destornillador Torx que incluye OWC en su kit.

interior-macbook-pro

El HD antiguo. Este es el que vamos a sustituir por el SSD.

¡Al fin ha llegado el momento de instalar el SSD! Le ponemos los tornillos de sujeción, conectamos el cable de datos y una vez en su sitio, volvemos a poner los dos tornillos de la pieza de sujeción.

En 15 minutos escasos, ¡hemos pasado de la Edad de la Piedra al Siglo XXI!

Los de OWC también te incluyen una carcasa con conexión USB, para que puedas transformar tu antiguo disco interno en uno externo. Instalarlo es cosa de 1 minuto y dos tornillos. Ya tengo HD externo de 500 Gb. 🙂

Deben de ser cosas de la sangre gallega, pero siguiendo la máxima de «Piensa mal y te quedarás corto», decido comprobar que todo está bien que el bisho arranca antes de seguir. Todo correcto, así que pasamos a la parte más compleja: quitar la unidad óptica y sustituirla por el HD híbrido.

disco-duro-ssd-macbook-pro

El SSD instalado y listo.

Sustituir la unidad óptica de un MacBook Pro por un disco nuevo

Una vez comprobado que la intervención anterior ha tenido éxito, volvemos a aplicar anestesia general y situamos al paciente mirando a Cuenca. Una vez retirada la tapa, nos encontramos con la unidad óptica en el rincón superior izquierdo. Aquí claramente hay un problema: la unidad óptica y el HD tienen tamaños muy distintos y sobraría mucho espacio al quitar la primera.

¡OWC al rescate! Parte del kit es lo que llaman Data Doubler. Se trata de un armazón metálico con las dimensiones de la disquetera dentro del cual puedes encajar el HD.

unidad-óptica-ssd

El Data Doubler nos permite encajar un HD (o SSD) en el hueco de la unidad óptica.

Lo primero es montar el nuevo HD dentro del Data Doubler. Lo encajamos en el puerto correspondiente y lo sujetamos con dos tornillos que nos incluye OWC. Ya tenemos el Data Doubler listo y «sólo» queda quitar la unidad y sustituirla.

Esta última parte es un poco más complicadilla que la primera y recomiendo que veas el video de instrucciones de OWC. También es conveniente que tengas unas pinzas a mano, porque algunos de los tornillos que vamos a soltar tienen la desagradable manía de caerse y «perderse» dentro del mac.

Empezamos por soltar el cable de datos y el otro cable de tipo «cinta» que conectan la unidad óptica con la placa madre, cerca del ventilador. Después, hay que apartar otro cable muy fino que tapa a un tornillo de estrella. Hay que tener cuidado para no cargarse el cable, que es muy delicado.
interior-macbook-pro

No te cargues el cable pequeñito que la lías.

Una vez hecho esto, lo demás es pan comido, o debería de serlo. Quedan 4 tornillos por sacar, uno de ellos un poco escondido. Lo que no me esperaba yo, es que uno de ellos fuese extremadamente difícil de sacar. Al intentar soltarlo, saltó el destornillador dañando la cabeza del tornillo.
Primera gota de sudor frío. Como escoñe el tornillo, estamos jodidos… Decidí ir a por mi juego de destornilladores de precisión, que son mejores que los que incluye gratis OWC, y rezar un Padre Nuestro y dos Ave Marías a Santa Tecla. Apretando mucho hacia abajo para que no salte el destornillador y encomendándome a Santa Rita abogada de lo imposible empiezo a girar. Después de aplicar una fuerza considerable, oigo un fuerte ¡CLAC!.
La cagamos, pensé yo, ya puedes ir a por un taladro si quieres sacar eso. Afortunadamente, el ruido había sido del tornillo soltándose. La cabeza estaba algo dañada, pero afortunadamente OWC te manda algunos tornillos de sobra (piensan en todo estos jodíos), así que no haría falta reutilizarlo.

Al fin logré sacar la unidad óptica y el tornillo del Anticristo.

Saco la unidad óptica, inserto el Data Doubler y vuelvo a conectar y atornillar todo. ¡Listo para probar!
disco-duro
Arranco desde mi «nuevo» disco externo y todo parece estar en orden: el Mac reconoce los dos nuevos discos. Hay que particionar y formatearlos, pero la parte de «manitas» ha sido superada con éxito. Ahora viene lo bueno: el software.
Eso sí, y hablando de software, éste es un buen momento para que me acuerde que ya no tengo lector de CD y que OWC me ha mandado una copia de Drive Genius Plus…en un CD. Cagüentó, toca ir a buscar el PC de la abuela.
cd-instalacion-drive-genius-3

¡A buenas horas mangas verdes, maifrén!

Instalación y configuración de Mountain Lion en el SSD

En el SSD instalaré el SO y las aplicaciones, y también lo usaré para ciertos ficheros sin excesiva importancia pero a los que se accede con frecuencia. Aun así debería de haber espacio de sobra. Empiezo por fin a ver la velocidad  impresionante del SSD, de la que tanto hablan los conversos. El mac parece nuevo, la mejora es apabullante.
A pesar de su velocidad, prefiero que mis datos estén en un HD convencional («Piensa mal y te quedarás corto»), así que hay que configurar el HD y mi carpeta home para que esté en otro dispositivo.

Configuración del HD: Mover tu carpeta home a otro dispositivo

Al contrario del SSD, en el HD he decidido crear dos particiones: una donde irá le contenido de mi Home y otra menor (100 Gb). El objetivo de esta última es que la continua creación y eliminación de ficheros de gran tamaño no fragmente la partición principal y su rendimiento no sufra. Es decir, se dedicará a las…ahem…descargas. Por supuesto de distribuciones de Linux y FreeBSD. Faltaría más.
El mover tu carpeta Home a otro dispositivo es muy sencilla. Aunque se podría hacer con un enlace simbólico, hay otra forma tal vez más sencilla. Vete a la preferencias de sistema, usuarios y en el menú contextual de tu usuario selecciona «Opciones Avanzadas». Ahí podrás cambiar tu shell por defecto, la ruta a tu carpeta home y algunas cosillas más.
De todas formas, también enlacé /Users/fernando a /Volumes/Data (el HD) por si las moscas.
ventana-macbook-pro

SSD y HD instalados.

Conclusión

De todos mis actos de tacañería pasados, el haber aplazado tanto la sustitución del sistema de discos y haber instalado un SSD, es el más cretino de todos y el que más me ha perjudicado. La diferencia de rendimiento es brutal. El mac parece nuevo y Xcode VUELA.
El SSD debería de ser un derecho constitucional de todo geek

 

Acerca de Fernando Rodriguez

Fundador & Editor Jefe de justcodeit, Fernando Rodríguez (@frr149 & Linkedin) es desarrollador & un experto en la enseñanza de máxima calidad en programación y desarrollo para dispositivos iOS, Cocoa Touch, Objective C, Swift, Python, entre otros, aunque su mejor carta de presentación, es la opinión de sus alumnos: http://keepcoding.io/es/testimonio/ CLO en KeepCoding & Arunovo. Instructor de iOS Avanzado del Big Nerd Ranch. Profesor Asociado de la U-tad, autor invitado de revistas como iPhoneWorld, Applesfera.com & ponente habitual en conferencias dentro y fuera de España (iOSDevUK, CodeMotion, BCNDevCon, etc). En sus vidas anteriores fue un nerd de Python y Django, mago de Smalltalk, y para su pesar, galeote de C++ y un gran cocinero.

Share this: